Baracoa ciudad primada

Baracoa

Baracoa ciudad primada

Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa fue la primera villa fundada por Diego Velázquez el 15 de agosto de 1511. Lugar en que Cristóbal Colón plantó la Cruz de Parra en 1492, declarada Monumento Nacional y símbolo identitario de esta ciudad, ubicada en la provincia de Guantánamo, al extremo Oriente de Cuba.

Calle de Baracoa

Calle de Baracoa

Esta pequeña villa se compone por varias atracciones de interés turístico, por tener entre las principales fuentes de ingreso y desarrollo, el cacao, el café y el coco, entre otros importantes centros históricos y de riquezas naturales.

El Yunque es uno de estos, con una belleza paisajística bien conservada. Su estructura se asemeja al nombre de una pieza que usan los herreros. La Bella Durmiente es otra de las montañas que aparenta la silueta de una mujer tendida como el nombre que la caracteriza. La majestuosidad de estas hace el contraste perfecto entre ríos, mar y vegetación.

Malecón de Baracoa

Malecón de Baracoa

Más de Baracoa

El río Toa es otro de los atractivos por ser el más caudaloso de Cuba. Posee una extensión de 130 km y una profundidad considerable. Le rodean paisajes boscosos con amplia y rica vegetación entre cocoteros, café, cacao, yagrumas, Palma Real, bambú, Mariposa (Flor Nacional de Cuba)… En él desembocan varios afluentes o cascadas como el Saltadero, de 17 metros de altura. Cercano al río Toa se encuentra el Cañon del río Yumurí protegido por su variado ecosistema y biodiversidad con más de 60 especies de aves y una decena de anfibios. Tiene una extensión de 8.7 kilómetros cuadrados. Los visitantes disfrutan navegar y dar un paseo en bote por sus aguas.

A unos 500 metros del Hotel El Castillo, el veraneante hallará el Museo de Arqueología Cueva del Paraíso, sitio donde conocerá los objetos, piezas y formas de vida de los antiguos aborígenes.

Playa de Managua Baracoa

Playa de Managua en Baracoa

Indagar sobre los campos de café le será útil. Allí conocerá los diferentes procesos de recolecta de este producto; otros campesinos se especializan más por los cocos, tratando de agrupar la mayor cantidad de estos para extraer sus propiedades alimenticias y esencias naturales; además de la rica y blanda masa blanca, sabrosa para la confección de los típicos “coquitos”. Su corteza sirve para la producción de artesanías que se ofertan a lo largo del boulevard o distintos puntos de ventas.

En tanto, en La Finca Duaba se encuentra la Ruta del Cacao, donde apreciará las diversas plantaciones de este árbol—que— con su fruto se elaboran los mejores chocolates y tabletas de Cuba.

Festival Baracoa

Festival en Baracoa

Baracoa no se queda atrás con sus fiestas y tradiciones; entre las actividades de este poblado se encuentran: La Feria del Libro, La Semana de la Cultura de Baracoa, en marzo; La Fiesta del Kiribá y Nengón (bailes tradicionales de Baracoa), en abril; los carnavales, en ese mismo mes; El Festival del Cangrejo, en mayo; La Fiesta de las aguas, en agosto. También tiene lugar diversas ferias expositivas donde se degustan platos típicos. La actividad es amenizada con música local y funciona muy bien para el intercambio entre la comunidad, cultivadores y artesanos.

Uno de los platos que con frecuencia se exhiben son: El bacán, que consiste en rayar el plátano verde y envolverlo en la hoja de esta planta para después cocinarlo en leche de coco; no muy diferente es el bacán perdido: otro plato tradicional en forma de paella —sin arroz—: consiste en plátano rayado con agregos de varios tipos de mariscos, carnes, vegetales, bien contundente.

Por otra parte, están los Frijoles Caballeros en leche de coco (frijoles blancos típicos de Baracoa); el ajiaco criollo o caldosa como le llaman en otras localidades, tradicional desde nuestros aborígenes (son un conjunto de viandas, carnes y todo lo que se le quiera incluir). Asimismo, se suman algunos postres como el pudin que se elabora con pan y leche de coco; o las autóctonas barras de coco, etc.

Y para concluir la degustación, nada mejor que el rico y fuerte café de Baracoa, colado de manera artesanal con la indumentaria necesaria —sin cafetera—. Baracoa posee el segundo malecón más largo de Cuba construido con 2 km de extensión, que sirve como locación para muchos de estos sucesos.

Cruz de Parra Baracoa

Cruz de Parra Baracoa

La villa primada tiene un encanto peculiar que se descubre —sin dudas— al llegar a los Altos de Cotilla (en la cima de la Farola) donde se llega a través del Viaducto (extensa carretera piramidal de unos seis kilómetros con once puentes voladizos), realmente sorprendente por su altura. Allí se halla un mirador donde algunos dicen que pueden verse las luces de Haití.

Transitando por el boulevard percibirá algunos establecimientos entre estos: la Casa del Cacao, que —incluso— presenta una exposición ilustrativa del proceso de producción de este fruto.

Indio en Baracoa

Indio en Baracoa

La playa Maguana es otro de los exóticos parajes naturales, donde relajarse y disfrutar de las cálidas aguas, hacen detener el tiempo.

Nunca es suficiente para seguir conociendo Cuba y sus encantos a lo largo de sus costas. Para su estancia en este acogedor y hospitalario pueblo puede elegir entre las casas de renta y hospedaje que le brinda Cuba&beds; o andar hacia algunos de los hoteles de la zona como: Hotel Porto Santo, Hotel El Castillo, Hostal La Habanera.

Siempre hay un sitio para sorprender a los foráneos con nuestro destino tropical. ¿Qué mejor que visitar y vivir su experiencia más allá de las palabras? No espere más y reserve su estancia en la primera villa fundada en Cuba: Baracoa.

Deja un comentario